sábado, 12 de marzo de 2011

FUNDAMENTO DE LA TELEFONÍA

   


             FUNDAMENTO DE LA TELEFONÍA

   La telefonía estudia las diferentes formas de propagar la voz y sonidos a distancia mediante variaciones eléctricas a través de conductores, así como la construcción, instalación y manejo de los aparatos necesarios para ello.
   Constantemente perciben nuestros oídos sonidos que se producen por la voz humana, por instrumentos musicales, por choques de los cuerpos, por los elementos de la naturaleza, etc., aunque se produzcan a cierta distancia de nosotros.
   Esto es así porque dichos sonidos dan lugar a unas vibraciones u ondas sonoras que se propagan a través del aire y llegan a nuestro oído, donde al chocar con la membrana auditiva o tímpano actúan sobre los nervios, produciéndonos la sensación del sonido.
   También se propagan dichas vibraciones a través de los cuerpos líquidos y sólidos, pero perdiendo la mayor parte de su intensidad.
   La conversión de las ondas sonoras producidas por los sonidos en vibraciones u ondas eléctricas, que propagadas a través de conductores eléctricos vuelven a convertirse en vibraciones u ondas sonoras, es el fundamento de la telefonía

            EL INVENTOR DEL TELÉFONO 

   Durante muchos años se pensó que el inventor del teléfono fue el estadounidense Alexander G. Bell que lo patento en 1876.Pero no fue así, su inventor fue el italiano Antonio Meucci que lo ideó en 1855 para comunicarse con sus compañeros en un teatro de Florencia. No tuvo dinero para patentarlo. Este prototipo cayó en manos de Bell, quien lo patento por el cual se hizo rico, famoso y se llevo la gloria.
  En el año 2002 el congreso de Estados Unidos reconoció que el inventor del teléfono fue Meuca.

    COMO SE REALIZA UNA CONVERSACIÓN TELEFÓNICA

  Al establecer una comunicación telefónica, lo primero que recibimos es una señal desde la central telefónica al descolgar el teléfono, que nos indica que nuestra línea esta libre y preparada para hacer la llamada. Marcamos el número del aparato receptor que queremos hablar. Este número es un código que permite a la central telefónica identificar al aparato receptor.
  Una vez identificado el receptor, la central telefónica envía una señal de aviso. Esta señal avisa  a la persona la están llamando, el receptor descuelga el teléfono y así se establece la comunicación.
  Si, por el contrario, la línea está ocupada en ese momento, la central envía una señal al emisor que la informa. Esto tiene lugar de forma inmediata debido a la automatización de las centrales telefónicas. En los comienzos de le telefonía la conexión se realizaba por operadoras de forma manual. Después se cambió por conmutadores automáticos y en la actualidad por conmutadores electrónicos con gran capacidad de conexiones.

LA TRANSMISIÓN DEL SONIDO A TRAVÉS DEL TELÉFONO

   La transmisión del sonido a través del teléfono se realiza del siguiente modo:
  Al hablar emitimos ondas sonoras que inciden en el micrófono instalado en el teléfono. Estas ondas sonoras hacen vibrar una membrana. Al producirse esta vibración, la membrana empuja unos gránulos de carbón modifica la resistencia eléctrica. La compresión que ejerce sobre la membrana sobre los gránulos de carbón modifica la resistencia eléctrica de estos, variando la intensidad que los atraviesa. El resultado es una señal variable, que contiene el mensaje. La señal eléctrica se trasmite a través del cable de la línea telefónica hasta el aparato receptor, en el que se convierte en sonido. Este proceso tiene lugar en el auricular, donde la corriente que se recibe activa un electroimán, que atrae la membrana. Como la señal es variable, el electroimán se activara y desactivara siguiendo las variaciones de la misma, y vibrara la membrana. Estas vibraciones reproducen los sonidos y es recibido por la persona que escucha.
Para que esto sea posible, el emisor y el receptor tienen que estar conectados entre, a través de centrales telefónicas, que conectan a los usuarios a través de un conjunto de líneas.
  En un principio, la conexión era manualmente en las centrales telefónicas podían ser de dos formas: las de batería local con teléfonos de magneto para llamar y mediante clavijas de puente que ponía la operadora se realizaba la comunicación; la según da era de batería central solamente con descolgar el teléfono contestaba la operadora y la comunicaba con el numero que quería hablar mediante clavijas de puente. Hoy las comunicaciones son automáticas, las centrales están intercomunicadas y la red conecta todos los puntos del planeta y la conexión es instantánea.




                 TELÉFONO DE BATERÍA LOCAL


En telefónica se empleo el magnético,  en el que para llamar a la central se emplea una batería en lugar de la magneto, y para recibir la llamada un timbre de corriente continua en lugar del timbre de alterna o polarizado.
   Las cuatro condiciones que todo teléfono debe reunir hacen que existan cuatro  circuitos esenciales, que se pueden considerar independientes:
   Transmisión de la llamada. Si la magneto es del sistema en que en reposo queda su bobina o inducido en cortocircuito, se coloca en serie con la línea, y si es del tipo en que dicha bobina queda abierta, se coloca en derivación.
   Recepción de la llamada. El timbre se coloca en derivación de la línea.
   Transmisión del sonido. El micrófono, de acuerdo con lo antes indicado, queda en serie con el primario de la bobina de inducción y con la batería y el secundario de la bobina de inducción conectado a la línea.
   Recepción del sonido. El receptor forma un circuito en serie con la línea y con el secundario de la bobina de inducción

           EL TELÉFONO DE BATERÍA CENTRAL

alimentacióncumpliéndose las cuatro condiciones esenciales se diferencien bastante de lo de batería local.
   La llamada a la central se lleva a efecto cerrando el circuito de línea, a través de una resistencia, por el solo hecho de descolgar el receptor o el micrófono.
   La recepción de la llamada se efectúa poniendo el timbre en derivación de la línea; pero en serie con el timbre existe un condensador.
   En el circuito de transmisión, por tener la batería para la alimentación del micrófono instalada en la central, tiene que circular la corriente a través de la línea, y al llegar al teléfono quedar en serie el primario de la bobina con el micrófono.
   Ya se dijo, al hablar del micrófono, que para que este aparato diese un buen rendimiento era necesario que sus variaciones de resistencia fuesen grandes en comparación a la total de su circuito. Por eso, al aumentar la resistencia total del circuito del micrófono por la inclusión de la línea, exige que las variaciones del micrófono, propiamente dichas, sean mayores que en el sistema de batería local, siendo esta la causa de que haya dos tipos de micrófonos y que el de batería central tenga más resistencia que el de batería local.
   Al hablar delante del micrófono se producen, variaciones en la intensidad de la corriente que a través del primario de la bobina circula por la línea. La corriente de conversación que circula por el primario de la bobina del teléfono que transmite, inducen en el secundario corrientes variables que pasan por el receptor, y por esta causa se perciben los sonidos emitidos delante del micrófono, sirviéndonos de control de la transmisión.
   En el circuito de recepción, las corrientes de conversación que llegan al primario de la bobina inducen corrientes en el secundario, que tiene en serie el receptor, condensador y micrófono, por lo que el receptor se acciona, reproduciendo los sonidos

           TELÉFONOS AUTOMÁTICOS

   Estos aparatos son similares a los de batería central; únicamente tienen un elemento más, el disco, que está conectado en serie con el circuito del micrófono, primario y línea, ya que, su función es interrumpir el circuito de acuerdo con el número de unidades que tiene cada una de las cifras que constituyen el numero que se desea marcar.
   La llamada a la central se efectúa igual como en los aparatos de batería central. Al descolgar el receptor o micrófono se cierra el circuito de modo análogo en lo explicado en batería central; en estas condiciones se actúan ciertos órganos del equipo automático, oyéndose en el receptor la señal para marcar, equivalente a la contestación de la operadora del sistema manual. El número con el que se desea establecer la comunicación se selecciona por medio del disco, marcando cada una de las cifras de que está compuesto. De esta forma enviamos a la línea tantos impulsos como unidades constituyen cada una de las cifran de que está compuesto el numero, originando en la central el movimiento de determinados órganos que completan la comunicación.
   La recepción de la llamada, la transmisión del sonido y la recepción del mismo se efectúan en idéntica forma que en los aparatos de batería central manual.




FUENTES:

  • Manual del celador de Telefónica
  • Documentación Escuela Formación Zona Barcelona de la C.T.N.E.

No hay comentarios:

Publicar un comentario